Get Adobe Flash player
Home

Analogía del modo de ser de los aborígenes KATUGUA con el pensamiento socioeducativo de Simón Rodríguez, sociopolítico de Simón Bolívar y sociofilosófico de José Martí.

Autora: Lic. María Magdalena Piñango Piñango *

Recibido: junio, 2010 Aceptado: septiembre, 2010

Resumen

La situación que se vive hoy en Venezuela, América Latina y a nivel mundial, en lo que respecta a los problemas sociales, educativos, políticos y filosóficos, nos exige darle una mirada a nuestra historia, desde antes de la invasión española hasta nuestros días, para de esa manera conocer las concepciones socioeducativas, sociopolíticas y sociofilosóficas que nos pueden servir de base para la conformación de una Comunidad Universitaria Bolivariana, que se caracterice por tener unos principios sociales, educativos políticos y filosóficos acordes a las características del país y de América Latina. En este artículo teniendo como elemento común el aspecto social, se analiza la relación del modo de ser de los aborígenes Katugua con los pensamientos educativos de Simón Rodríguez, políticos de Simón Bolívar y filosóficos de José Martí.

 

Summary

The situation that exists worldwide today, with respect to social, educational, political and philosophical demands that we take a look at our history, since before the Spanish invasion to our days, thus knowing the socio-conceptions, sociopolitical and sociofilosóficas we can provide the basis for the formation of a Bolivarian University Community is characterized by having a sound social, political and philosophical education in line with the characteristics of the country and Latin America This article having a common element Socially, we analyze the socio thoughts of Simon Rodriguez, sociopolitical sociofilosóficos Simón Bolívar and José Martí and the relationship with the mode of being of Aboriginal Katugua.


Palabras claves: Modo de ser, República, Comunidad universitaria bolivariana.


Keywords: Mode of being, Republic, Bolivarian university community.


Asiento bibliográfico (Norma Vancouver): Piñango, MM. Analogía del modo de ser de los aborígenes KATUGUA con el pensamiento socioeducativo de Simón Rodríguez, sociopolítico de Simón Bolívar y sociofilosófico de José Martí. Órbita Científica [seriada en línea] 2010(ago-oct);16(59). Disponible en URL: http://www.ucpejv.rimed.cu Consultado día, mes, año.

 

Introducción:

En el análisis de las etapas de la historia de Venezuela, se destacan dos personajes que trascendieron con sus pensamientos y sus acciones sociopolíticas y socioeducativas en los siglos dieciocho y diecinueve como lo fueron Simón Rodríguez, quien orientó su praxis para hacer que la educación escolar contribuyera a robustecer la República recién instituida, Simón Bolívar que encauzó su actividad política con el propósito de dirigir la constitución y consolidación de las Repúblicas bajo el dominio de la Corona Española en América, celebridades venezolanas que medio siglo después le sirvieron de incentivo al cubano, José Martí quien es tal vez el que más logro descifrar la relevancia del Libertador.

Estas tres personalidades trascendieron las fronteras de sus países y de su época, convirtiéndose en paradigmas de hombres ilustres y pensadores en América Latina y en el mundo.

En este artículo se analizan las concepciones socioeducativas, sociopolíticas y socio filosóficas mas resaltantes de estos tres pensadores, y su relación con el modo de ser de los aborígenes Katugua, en este caso el análisis va tener como elemento común el aspecto social, relacionado con los criterios donde la autora considera que más se destacaron cada uno de ellos, a Simón Rodríguez por la vigencia de sus pensamientos socio-educativo, a Simón Bolívar por sus posturas socio-políticas y José Martí por sus consideraciones socio-filosóficas.

 

Desarrollo.

Para el análisis de la Semejanza del modo de ser de los aborígenes KATUGUA con el pensamiento socioeducativo de Simón Rodríguez, sociopolítico de Simón Bolívar y sociofilosófico de José Martí, requiere el análisis del proyecto de república propuesto por estas personalidades, y el que se expresa en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

La idea de proyecto de República, comienza a surgir con los cambios que se estaban presentando en los aspecto económico, educativo, social, político y jurídico entre los años 1770 y 1810, momento donde la economía venezolana empieza a perfilarse como agroexportadora, debido a la necesidad de las burguesías británica, francesa y holandesa de penetrar en los mercados hispanoamericanos, situación que exige liberar y ampliar el intercambio con el mercado de libre competencia, proyecto inadmisible bajo el régimen colonial español existente para ese momento.(1)

La educación era dominada por el imperio español con una finalidad clara y acorde a sus objetivos colonizadores, educación donde se encontraban inmersos e involucrados todos los elemento necesarios para el logro de su objetivo, en el diario Ciudad ccs, del día sábado 27 de agosto lo resumen de la siguiente manera “Los conocimientos del colonizador ocupan la escena social, se hace visible su poderío bélico. La sociedad dominante aprovecha los recursos naturales y los saberes de los indígenas (…) para enriquecer al imperio español, avanzar en la conquista de mas tierras y pueblos, diezmando la humanidad del lugar”.(2)

En lo político al mismo tiempo España es invadida por el ejército francés dirigido por Napoleón Bonaparte, suscitándose en España una pública oposición por grupos ilustrados y liberales de la península; escenario que se traslada a Venezuela dando origen a la formación de una junta defensora de los derechos de Fernando VII y de un grupo en desacuerdo con la misma conformado por blancos criollos, quienes inician un proceso de legitimación.(3)

En lo social y político, la población venezolana era el efecto de la mezcla y combinación de elementos heterogéneos étnicos, culturales y económicos donde indios, negros, pardos y blancos convivían dentro de un marco de diferencia de status social y de oficio lejos de la igualdad social y civil, lo que paso a ser unos de los fundamentos para la creación del Primer Congreso General de Venezuela, conocido como Congreso Constituyente de 1811, Congreso donde se realiza el transito de la monarquía a la república.(4)

Situación que es resumida en el siguiente cuadro comparativo que aparece en el tomo I de los Procesos constituyentes y reformas constitucionales en la Historia de Venezuela: 1811-1999, publicado por la Universidad Central de Venezuela.(5)

En este cuadro quedan resumidos los ideales de República de los revolucionarios de finales del siglo XII y principio del siglo XIII, donde participaron personajes como José María España, Pedro Gual, Francisco de Miranda, Simón Rodríguez, Simón Bolívar, Germán Rossio, el padre José Cortes Madariaga, entre otros.

En 1810 con una población de 975.000 habitantes, segmentados de la siguiente forma(6)

Esclavizados y negros libres

156.000 (16%)

Indígenas

175.000 (18%)

Blancos criollos, peninsulares y canarios

195.000 (20%);

Pardos

448.000 (46%).

La transformación de la monarquía a la república, no se dio como lo tenían previstos los patriotas, todos los pobladores en especial los indígenas nunca fueron considerados ciudadanos, la organización del poder, la libertad y la igualdad en lo cívico, educativo y cultural nunca se logro y no se han podido encontrar en los 210 años siguientes, como lo manifiestan en el tomo I de los Procesos Constituyentes y Reformas Constitucionales en la Historia de Venezuela1811-1999 “ La organización del poder, de un lado, y la libertad y la igualdad del otro(…) no han podido encontrar en casi 200 años un equilibrio satisfactorio, al tiempo que los partidos y grupos políticos no han sido capaces de avenirse en los momentos críticos de la vida republicana dejando un lamentable saldo de regresión política a través de dictaduras, los autoritarismos y los personalismos”(7)

De allí la importancia de las concepciones de república de Simón Rodríguez, Simón Bolívar y José Martí.

La definición de República de Simón Rodríguez, se infiere de su planteamiento ético-político, como la estructura de acuerdo a las circunstancias históricas y materiales de las sociedades, y se ocupa de la situación humana en la que se encuentran las clases más desposeídas y excluidas. La viabilidad, la trascendencia y los límites de la república penden básicamente de la cohesión y la justicia social.

Simón Bolívar, lo concreta en la frase del Discurso de Angostura el 15 de febrero de 1819: “El amor a la patria, el amor a las leyes, el amor a los magistrados, son las nobles pasiones que deben absorber exclusivamente el alma de un republicano” y José Martí, concibe el concepto de república como una manera de ser, como una forma de vida, sin obedecer a un esquema gubernamental preconcebido, sino como un deber ser hacía al que había de tender la sociedad republicana, desechando los modelos políticos y de organización social que permitieran reproducir y perpetuar el hábito de mando de los invasores, una sociedad republicana de hombre natural (el indio, el negro y el campesino, donde se cumpla con la justicia social.

En la Venezuela de hoy, estas tres definiciones se encuentran muy bien compendiadas en el preámbulo de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, donde se esboza la República “… como una sociedad democrática, participativa y protagónica, multiétnica y pluricultural en un Estado de justicia, federal y descentralizado, que consolide los valores de la libertad, la independencia, la paz, la solidaridad, el bien común, la integridad territorial, la convivencia y el imperio de la ley para esta y las futuras generaciones; asegure el derecho a la vida, al trabajo, a la cultura, a la educación, a la justicia social y a la igualdad sin discriminación ni subordinación alguna;…” (8)

La autora considera que estas concepciones de República tienen como fundamento el modo de ser de los aborígenes Katugua, término creado por la Dra. Carmen Helena Parés, quién luego de una larga reflexión, del por qué la existencia de numerosos vocablos y topónimos con el mismo significado entre los tupí-guaraní y los karive, llegó a plantearse la hipótesis “pueblos de ascendencia cultural común o tronco común.

KA-TU-GUA conjunto de etnias que se ubicaron en la región estudiada, conteniendo algunos rasgos generales comunes en su forma de vida social, tales como el hecho guerrero, la organización política; las formas del ejercicio de poder; la noción de libertad individual y colectiva, las cualidades que permitieron considerarla analíticamente como un todo. Étnias con una cultura que se fundamentaba en un conjunto de valores de carácter ético-moral, cargados de un gran sentido mítico y ritual. Todos y cada uno de sus actos determinados por esos valores, de manera tal que guardaban entre sí una relación tan estrecha que llegaban a ser inseparables. (9)

En el desarrollo histórico cultural diferentes antropólogos han coincidido en que sus culturas tienen valía por su genuina grandeza, destacándose entre sus rasgos el trabajo comunitario sin distinciones ni prebendas personales, en la libertad para todos, pero con apego a las normas establecidas por la comunidad, en una educación mediante el ejemplo y con vínculo comunitario y en la plenitud de derechos y obligaciones comunitarias, para el ejercicio de liderazgo. Como podemos ver la comunidad era el ente aglutinador del modo de ser de los Katugua, lo que les permitió: Ser libres, pero no insensibles con su colectividad, la libertad era un bien de todos que había que acatar con las normas, de cuya obediencia todos los habitantes eran guardianes. Utilizar y priorizar la práctica del trabajo y la educación basados en el modelo de sus padres y de los mayores de la comunidad, cooperando en las actividades comunales en la medida de sus facultades, respetar las normas relacionadas con los cultivos, las formas de vida, las técnicas para pescar, la relación entre parejas, niños y ancianos, elegir a los líderes de manera compartida y respetada en lo individual y en lo grupal, donde el vivir bien significaba el equilibrio entre resguardar las necesidades básicas del ser humano, respetar a la madre tierra.(10)

Estas concepciones de República y el modo de ser de nuestros antepasados, exige al país la necesidad de precisar el modo de ser educativo, término que debe estar acorde a lo socioeducativo, sociopolítico y sociofilosófico de Rodríguez, Bolívar y Martí, a la constitución vigente y a la visión socialista del país que estamos reconstruyendo, concreción que se hace en el artículo 14 de la nueva Ley Orgánica de Educación promulgada a mediados del año 2009, donde se define la educación como: “(…) un proceso de formación integral (…), promueve la construcción social del conocimiento, la valoración ética y social del trabajo, y la integralidad y preeminencia de los derechos humanos, la formación de nuevos republicanos y republicanas para la participación activa, consciente y solidaria en los procesos de transformación individual y social, consustanciada con los valores de la identidad nacional, con una visión latinoamericana, caribeña, indígena, afrodescendiente y universal (…)”(11)

Bajo estas premisa y habiendo la necesidad de crear un modo de se educativo para la conformación de una comunidad universitaria bolivariana, como se plantea al inicio, es de suma importancia retomar la historia de Venezuela y Latinoamérica, analizar la praxis del modo de ser de los ancestros y los aspiraciones socioeducativas, sociopolíticas y sociofilosóficas de Simón Rodríguez, Simón Bolívar y José Martí y compararla con el preámbulo de la Constitución Bolivariana de Venezuela y la Nueva Ley Orgánica de Educación, es lo que evidencia la necesidad de instaurar un modelo de modo de ser para la comunidad universitaria bolivariana.

El pensamiento socioeducativo de Simón Rodríguez.

Simón Rodríguez, nace en 1771, en la Caracas colonial, a los 20 años le fue otorgado el título de maestro, fue así que inició su larga carrera pedagógica, donde no solo fue maestro de Bolívar, sino de toda una generación de criollos tanto pobres como ricos. Fue un hombre entregado plenamente al servicio de los hombres, sobre todo, al servicio del pueblo humilde y trabajador de nuestra tierra americana, es así que la idea de sociedad en Rodríguez estuvo basada en una relación socio histórico, político y geográfico.

Para Rodríguez, la educación es responsabilidad del gobierno, y en este sentido, tiene carácter nacional o público, teniendo como base los principios de unión y del bien común, ambos elementos implícitos en su visión de sociedad como una asociación. Reflexión que se opone al principio individualista contenido en las doctrinas liberales modernas, que caracterizaban a los procesos socio-políticos e ideológicos, y en particular educativos, de la sociedad desde el siglo XIX hasta nuestros días.

Su empeño fue la formación del hombre para que socialmente pueda vivir en libertad, en una República de base comunitaria, en concordancia con el modo de ser de los katugua, modo de ser educativo que se caracterizaba por tener un predominio ético centrado en: una convivencia en armonía, la cual era entendida como trabajo comunitario, sin distinciones ni prebendas, todo en función de satisfacer las necesidades comunes, su condición principal era trabajar para vivir en sociedad, una educación pensada y planificada en función al equilibrio hombre, ambiente y comunidad (definido por los pueblos indígena como cosmovisión), por lo que la rotación de cultivos se convirtió en cotidiano este ejercicio, práctica que esta demostrado beneficiaba el ecosistema, ocasionando el mantenimiento de las especies consumiendo lo necesario para autoabastecerse.

Esto hace que Simón Rodríguez, manifieste que la educación social conduce a conocer con propiedad los deberes y derechos de todo ciudadano. Su intento de establecer la educación popular, democrática, sin distinción de raza y sexo orientada a la capacitación social igualitaria, al igual que la educación que heredada de los aborígenes por medio de la formación moral y laboral de todos los niños y jóvenes, modo de ser educativo que era visto con preocupación por los lideres de la época excepto por Bolívar, inquietud que en los actuales momentos causa preocupaciones a los oligarcas que gobernaban el país.

Para Simón Rodríguez, la ignorancia era el estado más grave de cualquier pueblo, porque ella imposibilitaba el avance de la capacidad humana, dificultaba el entendimiento entre uno y otro, incitaba al cultivo de relaciones falsas, al fanatismo e intolerancia. La educación para Rodríguez tenía que estar dirigida a cultivar el amor a la patria, el sentimiento nacionalista, la lealtad, la defensa del país, la participación política de la sociedad, siendo esto posible solo si el Estado asumía la responsabilidad y la dirección de la escuela, educación que antes de la invasión era asumida de forma integral por todas y cada una de las comunidades aborígenes. Analizar el pensamiento y la práctica Rodríguez, nos permite concluir que fue un hombre consecuente con sus ideas a lo largo de toda su vida, a pesar de que fue asiduo lector de Homero, Diderot, Montesquieu, Rousseau, Spinoza, Hobbes, y Holbach. Amaba la educación del pueblo porque le significaba la liberación y de acuerdo a su modo de vivir y de ser, siempre demostró su respeto y admiración del modo de ser de los ancestros.

Su interés de educar al pueblo fue su constante, preocupación siempre presente en todos sus escritos, donde el lei motiv es la educación popular o la educación social, educación ineludible para preparar a los futuros hombres y mujeres para la vida republicana. Para Rodríguez dentro del proceso educativo que el proyectaba, había que incluir al pueblo denominado ignorante como al no ignorante porque consideraba que ambas poblaciones se caracterizaban por mantener un pensamiento y unos prejuicios y conductas de los invasores, características que eran elemental sustituir por una conciencia y conducta colectiva que se adecuara a las condiciones sociopolíticas que estaban surgiendo en ese momento y adaptadas al modo de ser de nuestros ascendentes, resistiéndose a la transferencia acrítica y automática de instituciones vigentes en otros países.(12)

El pensamiento sociopolítico de Simón Bolívar.

Simón Bolívar nació en Caracas a finales del siglo XVIII (1783), su vida política, se encuentra reflejada en todos sus escritos donde expone su lucha para que todos y cada uno de los miembros de la sociedad fueran considerados como ciudadanos de la República, no escribió “un tratado sistematizado” conteniendo su Doctrina. Posiblemente jamás se percató de que había delineado todos los elementos de una doctrina política para su país de origen y el resto de los pueblos de América, que, todavía hoy, siguen vigente.
Su obra teórica está planteada en Cartas, Discursos, donde sobresalen la Carta a Jamaica, Discurso en el Congreso de Cúcuta, Discurso del Congreso de Angostura, y sus ideas para el Congreso Anfictiónico de Panamá.

En lo que se refiere a los aborígenes, en la ciudad de Cúcuta (1820) el Libertador declara la devolución a los indígenas, de sus tierras, la cancelación de su trabajo, como los demás hombres libres de la República, su derecho a desplazarse dentro del territorio, a comercializar sus frutas y efectos libremente, sin ningún tipo de impedimento.

Bolívar político y visionario, fue un adversario a la injusticia social. Y lo confirmó a través del decreto del 20 de mayo de 1820 (13) donde decreta que “ni los curas, ni los jueces políticos, ni ninguna otra persona empleada o no, podrán servirse de los naturales (indígenas y campesinos) de ninguna manera, ni en caso alguno, sin pagarles el salario que antes estipulen en contrato formal celebrado a presencia y consentimiento del juez político”.

Partidario del principio que la democracia transplantada de Europa no era viable en un país que tenía como característica resaltable al indígena como pueblo originario; demostrando su oposición a la constitución de Repúblicas basadas en experiencias y teorías foráneas y proponiendo una democracia en la que contaran los indios, los campesinos, los artesanos, los oprimidos y reprobando las diferencias de clases que los excluía.

En el congreso de Angostura presento su primera constitución y explico su importancia como fundamento político de la República, expresando sus ideas sociopolíticas. Donde explicaba las consecuencias de tener una sociedad donde la esclavitud, el analfabetismo, la ambición y la intriga sean sus características, considerando que estas características dificultaban que la sociedad estuviera ajena a las realidades políticas, económicas o civiles que acontecían en el país. El Libertador en Angostura planteó la importancia de la felicidad individual y colectiva, la práctica de la virtud, el respeto de las normas y leyes y la práctica de la justicia era ejercer la libertad. Libertad que se podía logra con un gobierno republicano que tenga como plataforma la soberanía del pueblo, la división de los poderes, la libertad civil, el destierro de la esclavitud y la abolición de la monarquía y de los privilegios.

A pesar que Bolívar era un asiduo lector de los grandes pensadores de la época sus ideas también fueron fundamentadas con el modo de ser de los aborígenes, quienes manifestaba la compleja estructura política, en el hecho guerrero, mediante el cual es factible medir fenómenos sociales variados, acentuándose entre ellos los niveles y modalidades de participación en la toma de decisiones; el carácter de las alianzas; tipos de liderazgos y sus funciones; formas de ejercicio del poder; así como la conciencia de libertad individual y colectiva como elementos que caracterizan su forma de socialización.

El pensamiento sociofilosófico de José Martí.

José Martí, nace en La Habana Cuba en el año1853, graduado en España de Bachiller y Licenciado en Derecho y Filosofía, interesándose por el filósofo alemán Krause por su trascendentalismo en filosofía y admirador del filósofo estadounidense Ralph Waldo Emerson.

Martí se interesó por conocer la función de la filosofía en la historia, que la historia de la filosofía, siendo esta condición una de las situaciones que le permitió tener una concepción filosófica integral y dialéctica, por que asumía al hombre en su realidad natural, social e individual. Sus estudios siempre estuvieron dirigidos en la búsqueda de un punto que articulara lo material con lo espiritual con la finalidad de llegar a la Filosofía de Relación, que tuviera como fundamento el universo, lugar donde convergen lo idéntico y lo diferente.(14)

Lo interesante de este planteamiento filosófico de José Martí es que coincide totalmente con el modo de ser de los aborígenes Katugua en lo que respecta al equilibrio hombre, ambiente y comunidad (definido por los pueblos indígenas como cosmovisión).

La armonía era para Martí el núcleo de su filosofía de relación y para los Katugua esa misma armonía se reflejaba en la importancia que nuestros ascendentes le daban el mantener el equilibrio ecológico, por sentirse parte del ambiente, la sabiduría de nuestros antepasados respondía en términos del colectivo y en términos cósmicos, de alianza con la pacha mama, es una vivencia cósmica, un vivir con el cosmos, con la naturaleza y los seres vivos. Vivencia íntima y al mismo tiempo compartida con el colectivo era esa alianza con la naturaleza lo que va permitir su modo de ser, sin hacerle cambios profundos en su interior, sin alterar en lo fundamental el ecosistema.(15)

La resistencia de los aborígenes a lo largo de todos estos siglos, que se traduce hoy, en la resistencia que hemos mantenido ante los ataques de la oligarquía nacional e internacional, es imprescindible desarrollarla en la comunidad universitaria bolivariana, que se denominaría modo de ser Katugua.

Hoy el venezolano, se encuentra confrontado a dos modos de ser, el capitalista y el socialista, por lo que es oportuno ubicarnos en el concepto que da el sacerdote jesuita, Bartolomeu Meliá, quien conceptualiza el modo de ser guaraní, Las formulaciones más explícitas del modo de ser guaraní aparecen en aquellas situaciones críticas en la que los indios se sienten amenazados en su propia identidad; en el momento en que van a ser ”reducidos” cuando ellos más se declaran irreductibles, y justifican su posición y reacción apelando a su “modo de ser”, es decir, a su cultura particular y diferente y a su identidad específica” (16) es este el conocimiento que debe adquirir La nueva Comunidad Universitaria Bolivariana en Venezuela, tener una formación fundamentada en el modo de ser de los indígenas, que se caracterice en la defensa de su territorio, costumbres, principios, valores, donde el ser libre no signifique ser insensible con su colectividad, y donde el vivir bien signifique la armonía de del ser humano y la madre tierra.

Conclusiones

La coincidencia de los pensamientos de Rodríguez y Bolívar, dos hombres que desde ámbitos distintos recorrieron el mismo camino, fueron entre otros los que sembraron en José Martí una visión en lo que se refiere a la igualdad, equidad, el trabajo en colectivo, el respeto al hombre y a la naturaleza. Por lo que a los tres en épocas diferentes el modo de ser de los aborígenes fue la referencia, para el desarrollo de sus pensamientos, quizás no fueron los únicos que se plantearon la razón de su existencia, pero los tres exigían y solicitaban permanentemente en sus escritos, la inclusión de los aborígenes como ciudadanos en todos los aspectos, el respeto hacía sus creencias y a su forma de vida, todo inmerso dentro de su modo de ser, modo de ser que debía tener el nuevo republicano.

Citas bibliográficas

1. Universidad Central de Venezuela, Procesos constituyentes y reformas constitucionales en la Historia de Venezuela: 1811-199. Tomo I, Coordinación Plaza Elena y Ricardo Combellas. UCV Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas, Caracas, 2005. pp.13, 14,15.

2. Diario Ciudad CCS, 27 de agosto 2010, Caracas-Venezuela. P.4-5

3. Ibidem pp 24

4. Ibidem pp 65

5. Ob. Cit. Pp.72

6. Ciudad CCS, 27 de agosto 2010, Caracas-Venezuela. P.4-5

7. Ob. Cit. P. 72

8. Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Gaceta Oficial Nº 5453, Extraordinaria. Año 2000. Preámbulo. p. 1

9. Parés, Carmen Helena. Huellas KA-TU-GUA. Ensayos. Universidad Central de Venezuela CDCH. Caracas. Venezuela. 1995. pp. 14-15

10. Parés, Carmen Helena. Huellas KA-TU-GUA. Ensayos. Universidad Central de Venezuela CDCH. Caracas. Venezuela. 1995. pp. 14-15

11. Ley Orgánica de Educación. Gaceta Oficial Nº 5929, Extraordinaria. Año 2009. artículo 14. p. 3

12. Molins Pera, Mario. La República y la Educación en Simón Bolívar y Simón Rodríguez y su proyección actual. Universidad Central de Venezuela. Ediciones de la biblioteca-EBUC. Caracas,1998 p.113,115,116

13. Doctrina del Libertador. Compilación, notas y cronología Manuel Pérez Vila. Fundación Biblioteca Ayacucho y Banco Central de Venezuela. Tercera edición. Caracas Venezuela 2009. p.16, 164 y 165.

14. Rivas Toll, Elena. Pensamiento Filosófico de José Martí. Un estudio desde las mediaciones político-axiológicas. Editorial de ciencias sociales, La Habana, 2008.

15. Riva Rivas, Saúl. Aportes culturales a la venezolanidad. El lugar de la espiritualidad indígena en tiempos de la globalización. Fondo Editorial Ipasme. Caracas, 2007. p. 46

16. Meliá Bartomeu., El Guaraní _ Conquistado y Reducido. Ensayos de Etnografía. Biblioteca Paraguaya de Antropología. Vol. 5 Centro de Estudios Antropológicos Universidad Católica, Asunción. 1986. p. 100

Bibliografía.

Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Gaceta Oficial Nº 5453, Extraordinaria. Año 2000.

Diario Ciudad CCS, 27 de agosto 2010, Caracas-Venezuela.

Doctrina del Libertador. Compilación, notas y cronología Manuel Pérez Vila. Fundación Biblioteca Ayacucho y Banco Central de Venezuela. Tercera edición. Caracas Venezuela 2009.

Fornet-Betancourt,Raúl. José Martí. Disponible http://www.ensayistas.org/filosofos/cuba/marti/marti8.htm

Ley Orgánica de Educación. Gaceta Oficial Nº 5929, Extraordinaria. Año 2009.

Meliá Bartomeu., El Guaraní _ Conquistado y Reducido. Ensayos de Etnografía. Biblioteca Paraguaya de Antropología. Vol. 5 Centro de Estudios Antropológicos Universidad Católica, Asunción. 1986. p. 100

Molins Pera, Mario. La República y la Educación en Simón Bolívar y Simón Rodríguez y su proyección actual. Universidad Central de Venezuela. Ediciones de la biblioteca-EBUC. Caracas,1998

Parés, Carmen Helena y Ramón González Almeida., Toponimia KA-TU-GUA. Ensayos. Universidad Central de Venezuela CDCH. Caracas. Venezuela. 1995

Parés, Carmen Helena., Huellas KA-TU-GUA., Cronología. Universidad Central de Venezuela CDCH. Caracas. Venezuela. 1995

__________________.,  Huellas KA-TU-GUA. Ensayos. Universidad Central de Venezuela CDCH. Caracas. Venezuela. 1995

__________________. ,  Cuadernos Katugua # 1 ¿Quiénes eran los Karive? Universidad Central de Venezuela CDCH. Caracas. Venezuela. 1999

__________________. ,   Arasў. Culturas Karive-Tupí-Guaraní KATUGUA. Revista divulgativa Año 1. Número 1. Universidad Central de Venezuela. CDCH. Caracas. Venezuela. 1999

___________________.  Cultura Katugua versus Cultura Occidental ¿antinomia histórica?. Informe final del Proyecto PI-05-00-5614-2004, Fundación OGA.-Proyecto Regional Katugua. Caracas. Venezuela. 2007

Rodríguez, Pedro Pablo. Alcance y trascendencia del concepto de república de José Martí (Centro de Estudios Martianos, La Habana). Disponible
dialnet.unirioja.es/servlet/fichero_articulo?codigo=2316738&orden

Rivas Rivas, Saúl. Aportes culturales a la venezolanidad. El lugar de la espiritualidad indígena en tiempos de la globalización. Fondo Editorial Ipasme. Caracas, 2007

Rivas Toll, Elena. Pensamiento Filosófico de José Martí. Un estudio desde las mediaciones político-axiológicas. Editorial de ciencias sociales, La Habana, 2008.

Rodríguez del Castillo, María A. “La edad de Oro” de José Martí, Una didáctica inmanente para la formación del hombre americano. Revista Científico-Metodológica Instituto Superior Pedagógico “Enrique José Varona”. Número 42 enero-junio, 2006, La Habana -Cuba

Universidad Central de Venezuela. Procesos constituyentes y reformas constitucionales en la Historia de Venezuela: 1811-199. Tomo I, Coordinación Plaza Elena y Ricardo Combellas. UCV Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas, Caracas, 2005

* Coordinadora Académica Universidad Bolivariana de Venezuela Sede Caracas.

Caracas-Venezuela

Email: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla .